domingo, 29 de abril de 2012

50 años de las Escuelas Virgen de Guadalupe

Logo del 50 Aniversario

Durante todo este año 2012 las Escuelas Virgen de Guadalupe celebran su 50 aniversario. Este centro educativo se ubica en la ciudad extremeña de Badajoz, capital de la provincia española de mayor tamaño, asentada cerca de la frontera con Portugal. A lo largo del año se vienen celebrando diferentes actos con el fin de conmemorar tan relevante acontecimiento.

Voy a realizar unas pocas entradas en este Blog que se saldrán de la temática ordinaria del mismo (EaD, TIC aplicadas a la educación, Universidad,...), porque, como señala el dicho español, "antes de cocinero fui fraile" (aunque realmente no fui ninguna de las dos cosas). Este blog de García Aretio, mi blog, tiene un objeto claro que señalaba en el primer post del mismo "Aquí estamos", pero como es MI blog, me tomo la libertad de dedicar unas pocas entradas muy seguidas en el tiempo, con el fin de sumarme a los 50 años de esta institución pacense (de Badajoz), a la que dediqué 22 años de mi vida. Ya reitero que esto no tiene nada que ver con la educación a distancia (EaD).

Provincia de Badajoz
No voy a contarles la historia de este emblemático centro extremeño porque aquellos que pudieran estar interesados en conocerlo, pueden echar un vistazo AQUÍ. Las Escuelas Virgen de Guadalupe han significado mucho para un buen número de extremeños que se han venido formando en sus aulas, talleres, laboratorios e instalaciones deportivas, pero también para quienes dedicamos años de nuestra vida a la noble causa de educar a esos niños, adolescentes y jóvenes que en los primeros años procedían de familias humildes de un barrio periférico y obrero de la ciudad de Badajoz, San Roque. Este barrio, cuando nacieron las Escuelas Guadalupe poco tenía que ver con el populoso barrio en que 50 años después se ha convertido.

Niños de V. Guadalupe (curso 1962/63)
Entre los diferentes actos que a lo largo del año se vienen programando para la conmemoración de estos cincuenta años, la pasada semana tuvo lugar el denominado Acto Institucional de los 50 años del citado centro. Pues bien, para la celebración de este acto, hace unos meses se puso en contacto conmigo Francisco Cerrato, ilustre profesor que, en su momento, fue alumno mío en este mismo centro. Paco Cerrato, como coordinador general de estas actividades de conmemoración me invitó formalmente para que dictase la lección magistral en el acto institucional. 

Me sentí muy halagado por tal petición, aunque no era mucho el tiempo de que disponía para preparar esta conferencia que se salía un tanto de mis trabajos habituales desde hace muchos años. Naturalmente, acepté encantado. Así, el pasado 20 de abril se celebró ese solemne acto y ante tantos amigos, jesuitas, seglares, docentes y no docentes, alumnos, antiguos alumnos (que fueron alumnos míos), autoridades, etc., pronuncié una sencilla conferencia que titulé "De la escuela que no quería, a los nuevos retos educativos". La lección magistral la pronuncié sin los habituales medios que solemos usar hoy (proyección, vídeo, etc.), o sea, a "pelo", que decimos en España. La dicté apoyándome en notas ordenadas y detalladas que llevaba en mi Ipad y salpicada con numerosas anécdotas de mi vida de aquellos años en Guadalupe.

Puerta de Palmas de Badajoz
El problema al que me enfrenté al escribir las notas extensas que dieran apoyo a la conferencia era el de el heterogéneo grupo de audiencia que, según me informaron, iba a tener: autoridades educativas, autoridades eclesiásticas, jesuitas que pasaron por el centro, antiguos docentes y todos los actuales, padres de alumnos, antiguos alumnos, etc. Cuando me dispuse a iniciar la conferencia, constaté que esa, en efecto, era la audiencia. En fin, espero que los lectores de este blog entiendan la dificultad de mantener atentos durante UNA hora (fue el tiempo medido que me concedieron, creo que demasiado) a tan heterogéneo auditorio. Bueno, creo que lo logré.

Pasada una semana de aquella conferencia me han solicitado que, si me era posible, les remitiera el texto escrito de la misma. Al parecer gustó a todos, al menos eso es lo que me llegó en directo y en diferido por parte de los diferentes colectivos que allí estuvieron presentes.

Primera Misa en el centro (curso 1962/63)
Al principio dije que no a esa petición porque me supondría un esfuerzo escribir completo el texto de mi exposición que estuvo apoyado en notas (aunque muy detalladas). Pero a estos amigos de las Escuelas Guadalupe no les puedo decir que no a nada, así es que eché un parón de unas horas y traté de escribir con el mayor detalle posible lo que allí conté. Sólo exceptué las diferentes anécdotas con que adorné mi intervención y que crearon un ambiente de simpatía y complicidad.

Una vez que hice el esfuerzo de escribir la conferencia completa, se la mandé al responsable de la organización. Hecho eso, ¿para qué guardarla?, se la cuento también a ustedes, a los seguidores de este blog, aunque poco tenga que ver con el objeto del mismo. Bueno, algo sí que tiene que ver, se habla de educación. Quizás lo que menos les vaya a interesar son mis andanzas de aquellos tiempos, aunque así me puedan conocer mejor (si alguno tiene interés en ello).

Como la conferencia fue algo larga, se la presentaré en el blog en tres entradas sucesivas.

Oferta educativa actual de las Escuelas V.Guadalupe
Al igual que en esta entrada, introductoria de las otras tres, entiendo que al hablar, por ejemplo de Badajoz, mis numerosos lectores de América no ubiquen la ciudad, sucederá otro tanto con los contextos a los que referiré en la conferencia, muy ligados a la realidad vivida en aquellos años. Pido disculpas a unos y a otros por si algunas referencias no son entendidas debidamente. En los textos que seguirán en las próximas tres entradas trataré de ser fiel a lo que literalmente dije el pasado día 20 en mi conferencia excluyendo, como dije, anécdotas y otras referencias personales y familiares, que éstas sí que serían más difícilmente entendibles por los ajenos a este centro educativo.