lunes, 12 de mayo de 2014

No puedo creerlo, ¿EaD, chivo expiatorio en Colombia?

Aunque ya tuve ocasión de distribuir en mis redes, Facebook, Twitter..., hace pocos días la información de la que ahora me hago eco, hoy no he podido resistirme a escribir unas líneas en mi blog.

Leo en el periódico colombiano "El Diario del Otún" un breve artículo de Fabian Henao Ocampo que titula "Educación a distancia, el chivo expiatorio". Y, como remarco en el título de esta entrada, no puedo creerlo, y menos en Colombia. Hace pocos meses estuve en ese maravilloso país en cuyas universidades se respira innovación y convencimiento de que los aportes de las nuevas corrientes educativas que priman procesos educativos no presenciales, vienen siendo solución adecuada para atender las necesidades educativas de nuestras sociedades.

Colombia, uno de los países pioneros en el área iberoamericana de implementar programas universitarios a distancia, ahora nos sorprende con decisiones políticas como ésta.

Les entrecomillo una pequeña parte del artículo citado:

"...Desde hacía varios días, el Gobierno nacional, la Prensa, la opinión pública, las Secretarías de Educación y muchos otros actores de la realidad nacional estaban buscando un chivo expiatorio que pagara la deuda por los resultados de las pruebas internacionales PISA en las que Colombia ocupó uno de los últimos lugares.

De esta manera la señora ministra de Educación María Fernanda Campo, anunció a los medios de comunicación el pasado lunes que las universidades en Colombia tendrán que eliminar de sus programas la titulación de docentes a distancia, los semipresenciales y los que ofrecen programas de forma virtual, con el fin, según la Ministra de mejorar las competencias y el nivel educativo de los bachilleres y profesionales del país.

Para los que no conocen el panorama educativo, esta puede ser la causa y la falla que tiene el sistema educativo colombiano, de tal modo que, según el ministerio la solución es la de abolir un sistema que a nivel mundial es el que está marcando la pauta. Todos los países tienen licenciaturas a distancia, virtuales y semipresenciales; pero Colombia se toma el trabajo de retroceder veinte años y solo lo hace con los docentes..."

En más de una ocasión, en algún que otro congreso o conferencia, me he permitido recomendar a quienes sustentan posturas como éstas, que lean más y que salgan fuera de sus fronteras. Por eso, no puedo creerlo, por eso me pregunto:
  • ¿Cómo puede concluirse que la responsabilidad en los malos resultados educativos de los alumnos en una prueba puede deberse a la modalidad en que se han formado los docentes?; 
  • ¿en qué análisis riguroso, en qué investigación científica se han basado para adoptar esa decisión?; 
  • ¿era evidente que los peores resultados procedían de estudiantes educados por maestros formados a distancia?; 
  • ¿toda la formación de docentes a distancia de Colombia ha sido deficiente?;

2 comentarios:

María Isabel C. de rebaudi dijo...

Lamentablemente, y Lorenzo conoce muy bien los países sudamericanos, en ocasiones los resultados que saltan por fallas en las políticas públicas y/o educativas, son graciosamente usados buscando chivos expiatorios. Y la E a D esta vez parece ser muy cómoda ficha de tirar en el juego y ponerla en el tapete como hace 30 años atrás. Mi tesis como licenciada en educación, versaba justamente en la demostración del proceso comunicacional a distancia tan criticado y considerado vulnerable quedando demostrado que su naturaleza tiene el sustrato que deriva de la formal y espeja situaciones observables en la educación misma y en la relación presencial. Como tantas veces ha dicho Lorenzo, puede ser buena o mala tanto una como la otra. Creo que las condiciones y los indicadores deben buscarse a partir de un análisis más profundo, que a juzgar por la noticia que llega desde Colombia, se ha pasado por alto. Muy buenas las preguntas formuladas por G. Aretio. Desde mi experiencia, en el MERCOSUR hay mucha oferta de educación a distancia, especialmente en postgrados. Si los resultados evaluados han sido malos por las pruebas Pisa, bueno sería preguntarse en cada país, cuan eficientes y eficaces han resultado las políticas educativas en sentido general y no particularizando tan gratuitamente sobre la E a D. No es suficiente destinar dinero para educación. Es necesario preguntarse si se usa adecuadamente y en función de resultados replantearse todo. De la misma manera que lo cuantitativo en opciones educativas no hace a lo cualitativo esperado y se deben hacer ajustes con mirada prospectiva. Muy bueno todo lo que nos brinda Lorenzo en el sitio y en la CUED que acompaño desde 2001. Muchas gracias! Lic. María Isabel Cabezudo de Rebaudi – ADED – (Asociación de D. de Educación a Distancia de la República Argentina) presidente@aded-ar.net

Anónimo dijo...

Veia raro leer algo aѕi en ste sitio pero hoy estoy bastyаnte sorprendido
eеn esta ocasion

Paraa leer maѕ :: Esteban