viernes, 21 de marzo de 2014

Calidad, eficacia y retos de la educación a distancia

Las entradas anteriores de esta serie, han sido las siguientes:

En esta ocasión, nos centramos en el Cap. 4 del libro "Bases, mediaciones y futuro de la EaD en la sociedad digital". Ofrezco en este capítulo una visión global de aquellos aspectos que promueven el fulgurante y continuado desarrollo de la EaD en la actualidad. ¿Por qué creo que esta modalidad se va afianzando cada vez más como una forma atractiva de enseñar y aprender? Pues lo creo porque a través de ella pueden ofertarse programas educativos y de formación de alta calidad, lo pienso porque su eficacia está probada en términos al menos similares a los de los formatos presenciales y, además, porque cuenta con una serie de atributos de ventaja sobre otros formatos. Ello no quiere decir que el modelo esté cerrado. De ninguna manera, es un modelo vivo y en constante innovación. De ahí los retos a los que pienso que se enfrenta hoy esta forma de enseñar y aprender.

Pues bien, de todo eso y algo más escribo en este capítulo: de la calidad y eficacia presumibles de los buenos proyectos de EaD, de las ventajas y de los retos de la modalidad en esta segunda década del siglo XXI.


Diapositiva1

LEER COMPLETO Y VER EL VÍDEO