sábado, 25 de febrero de 2012

La educación a distancia hoy. Modelos y eficacia



Se trata de una sesión de formación para los nuevos profesores-tutores que se incorporan a la UNED. El Instituto Universitario de Educación a Distancia (IUED) de la UNED organiza cada año un curso de formación inicial para los profesores tutores que se incorporan cada año como nuevos en los diferentes Centros Asociados de la UNED.

Este Instituo Universitario de la UNED suele solicitarme que imparta una conferencia introductoria, general y básica, teniendo en cuenta que para la mayoría de estos profesores tutores el fenómeno de la EaD les puede resultar lejano a sus intereses profesionales y de formación propia. Generalmente fueron formados en sistemas presenciales y proceden de los más diversos campos del saber. Es decir, se trata de tutores que va a desempeñar su tarea con estudiantes de las 27 diferentes carreras regladas de Grado que hoy imparte la UNED española.

Les dejo la sesión completa (un tanto extensa) tanto de mi exposición como de las preguntas que fueron realizadas en directo desde los diferentes puntos del territorio español y debidamente respondidas por mi. La conferencia fue online y transmitida a través de la Cadena Campus de la UNED.

Lo dicho, se trata de una exposición muy básica y general sobre la educación a distancia, con errores incluidos, como indicar que en 1971 nació el correo electrónico. Ya saben que fue en 1973 cuando Ray Tomlinson incorporó el uso de la arroba (@) y es ese año, por tanto, el que significamos consensuadamente como el de nacimiento del correo electrónico.


Si a alguno de los lectores de este blog puede resultarle de interés, me alegraré mucho. Si a otros les sugiere algún comentario, háganlo aquí debajo, en "Comentarios".

martes, 21 de febrero de 2012

Qué es "educación a distancia"

En nuestro anterior post 'Educación a distancia', o qué' realizábamos un breve recorrido por las diversas denominaciones que ha venido ostentando esta modalidad educativa. La verdad es que todas ellas tenían su justificación según latitudes, épocas, instituciones, legislaciones, etc. Parece que esa cosa de la "EaD" puede ser, por tanto, polisémica porque cada una de esas diferentes maneras de denominar a este fenómeno pretendían poner de manifiesto determinados enfoques o, quizás, sólo matices. Cada uno de esos términos ha tratado de identificar tendencias, ideologías, sustratos identitarios, contextos, sentidos, proyectos sociales, institucionales o académicos, etc. En realidad cuando se utiliza cualesquiera de ellos se está pretendiendo ahorrar descripciones.


Pero esa diversificación, esos disensos a la hora de delimitar una idea, han venido dificultando acuerdos más genéricos sobre cómo mejor denominar a esta forma no presencial de enseñar y aprender.
LEER COMPLETO

lunes, 20 de febrero de 2012

Conferencia de Decanos de Educación de España


La Conferencia de Decanos de Educación acoge a los Decanos/Directores de Facultades y Centros Superiores de Educación y Magisterio de las universidades públicas y privadas españolas. Esta Conferencia de Decanos unificada con todos los títulos de Educación y Magisterio se constituyó en Santiago de Compostela en 2004. Su finalidad era y es la de  crear un foro de debate e intercambio abierto a todas las universidades españolas sobre temas de interés para las titulaciones universitarias de Grado en Pedagogía, Educación Social, Magisterio de Infantil, Magisterio de Primaria y de Másteres, que permita defender mejor los intereses de las mismas.

Pertenecen a ella todos los decanos de Facultades españolas, públicas y privadas, que impartan titulaciones verificadas y registradas de magisterio y educación. Hoy la componen representantes de más de 100 centros españoles. Téngase en cuenta que los universitarios que estudian en estos centros constituyen en torno al 10% de toda la población de estudiantes universitarios de España. La Conferencia está gestionada y representada por una Comisión Permanente.

Pues bien, con motivo del final de mi segundo y último mandato como decano de la Facultad de Educación de la UNED deseo resaltar el trabajo y representatividad de esta Conferencia. Ocho años estuve de Decano y desde que se creó esta Conferencia (finales del año 2004) como órgano único de todos los centros de Educación y Magisterio, he formado parte de la Comisión Permanente de la misma, comisión que se ha venido reuniendo una media de seis veces al año. En esta Comisión Permanente están representadas en el momento actual todas las Comunidades Autónomas que conforman el Estado Español. En esos 7 años de existencia en los que he sido testigo como miembro de su Comisión Permanente, se elaboraron los documentos finales que constituyeron los Libros Blancos de las titulaciones de Educación y Magisterio.

La Conferencia, a través de su Comisión Permanente estuvo atenta para la conformación de directrices sobre competencias y contenidos relativas a los nuevos planes de estudio adaptados al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), tanto de Grados como de Másteres.

El pasado 17 de este mes, tras celebrar en Madrid la primera sesión de la Permanente a la que yo ya no asistía, se reunieron todos con el fin de darme un homenaje cariñoso, sentido y emotivo en un restaurante de Madrid. Comimos juntos, me hicieron un valiosísimo obsequio y me dieron sobradas muestras de cariño por los años que dediqué a trabajar por la Conferencia que no suponía otra cosa que trabajar por el futuro de la educación en España. En nuestros centros formamos a los maestros, a los educadores sociales y a los formadores de formadores. ¿Hay tarea más noble? Estuvieron presentes esos representantes que forman la Permanente de la Conferencia a los que se agregaron el anterior Presidente, Dr. Luis Arranz (Univ.Complutense) y la anterior Secretaria, Dra. Engracia Alda (Univ. Autónoma de Madrid)

En la Asamblea de la Conferencia en Cáceres con la
Dra. Concha Martín y el Dr. Ramón López
Ya en la última Asamblea General de la Conferencia (se celebra una al año con la presencia de los representantes de todos los centros -unos 100-), el pasado octubre, organizada por la Universidad de Extremadura en Cáceres (era mi última asamblea), en el acto del último día hubo también una explosión de cariño hacia mi persona liderada por la Presidenta de la Conferencia, Dra. Concepción Martín (Universidad de Murcia),  que agradecí profundamente.

A través de la Lista de Distribución de la Conferencia (que mantenemos desde la UNED, al igual que la Web) en mis últimas semanas como decano me llegaron numerosos mensajes con similares muestras de cariño. Les dejo uno de ellos, de alguien que fue el segundo presidente de esta Conferencia, el Dr. Felipe Trillo de la Universidad de Santiago de Compostela. Hago esto con el fin de que entiendan los lectores de este blog el por qué valoro tanto a los miembros de esta conferencia. Me dieron mucho, aprendí más de ellos y, al parecer, algo les tuve yo también que dar por tatas expresiones de halago que me han llegado a abrumar.

Este mensaje supone una muestra de lo que me llegó semanas atrás. En términos similares se mostró la Presidenta actual de la Conferencia, Dra. Concepción Martín, tanto en la Asamblea general de octubre último como en el homenaje de la Permanente el viernes pasado. A Concha le estoy altamente agradecido por su reconocimiento.

Escribe el Dr. Felipe Trillo, ExPresidente de la 
Conferencia de Decanos de Educación y Magisterio:


Estimados colegas:

Por gentileza de mi Decano, Lois Ferradas, y a través de su correo, me cuelo
en  vuestra red para, como antiguo Decano y Presidente de la Conferencia
(2005-2006),  hacerme eco de la despedida de Lorenzo García Aretio.

Fue, como bien dice, no Secretario, sino el Secretario de la Conferencia, y
eso desde los tiempos de  su refundación -si me permitís esa expresión-, en
Santiago de  Compostela (2004).

Durante aquellos años intensos (Libros Blancos,  Catálogo de titulaciones
que sí y después que no, Fichas Técnicas y troncalidad común que sí y
después que no, Master de Formación de Profesorado de Educación Secundaria,
Psicopedagogía al limbo, Jornadas de Barcelona y de Palma, ...), siendo
presidente de la Conferencia Antonio Maldonado primero y yo  mismo después,
tuve la suerte de trabajar codo con codo con Lorenzo.

Han pasado ya seis años, pero es imposible olvidar su hombría de bien, la
calidez en el trato, la elegancia de sus modales, la solidez de sus
convicciones, la ecuanimidad de sus juicios, y la solidaridad y hasta
generosa complicidad con que nos regaló a todos los miembros de la
directiva ante las decisiones  difíciles.

Mención especial merece, sin duda, su trabajo (con mimo y esfuerzo)  para
proporcionarle una web a la Conferencia. Si hay algo de cierto en
eso de que si no estás en los medios no existes, la dedicación y saber
hacer de Lorenzo al respecto hizo posible que a la Conferencia le
ocurriese esa curiosa transubstanciación propia del siglo XXI, que es
"visualizarse en la red". Una manera, en fin, de hacerse ver y notar y, por
tanto, de ser tomado en consideración. Eso se lo debemos por  completo a
Lorenzo.

En fin, no os robo más tiempo, pero me parecía de justicia reconocer y
hacer una loa de su trabajo así como expresarle mi agradecimiento más
sincero; no sólo como ex decano y ex presidente de la Conferencia, sino
como profesor universitario de a pie, que sabe que hay gente que
asume cargos para servirnos a todos y no para servirse de ellos. Eso es lo
que hizo Lorenzo.

Un abrazo, y mucha suerte, a Lorenzo y a todos.
Felipe Trillo Alonso
Departamento de Didáctica y Organización Escolar
Facultad de Ciencias de la Educación
Campus Vida
Santiago de Compostela

viernes, 17 de febrero de 2012

No basta con recetas y abundancia tecnológica. La complejidad de la EaD


En una entrada anterior de este Blog, titulada "'Educación a distancia', o qué" hacíamos mención a las diferentes formas de entender el fenómeno de la educación a distancia (EaD). Ni siquiera existe un generalizado consenso sobre su más adecuada denominación. Somos partidarios de que los estudiosos, teóricos, pensadores e investigadores sobre estos temas, dediquemos parte de nuestro tiempo a estas reflexiones, al estudios de los fundamentos, de las teorías, de los principios pedagógicos en donde se asientan estas formas de enseñar y aprender.

Quien duda de que en todos los campos del saber se reconoce la importancia de los fundamentos teóricos para un desarrollo sólido de las realizaciones prácticas. No se puede avanzar, en nuestro caso en educación a distancia, si nos limitamos a mostrar sólo experiencias sobre qué es o cómo se hace o utiliza acá, allá o acullá una herramienta, un curso, una experiencia. 

LEER COMPLETO

martes, 14 de febrero de 2012

"Educación a distancia", o qué

Más de siglo y medio llevan a cuesta las diversas propuestas de enseñanza que prescindían de la presencia física en el "aquí y ahora" de profesor y alumno. Pero claro, ya antes de esos años, mucho antes, ya trataban unos de transmitir información, conocimientos, saberes..., con el fin de que pudieran llegar a otros.


lunes, 13 de febrero de 2012

Los orígenes metodológicos de la UNED (y IV)



Cerramos con esta entrada de hoy esta serie relativa a la mesa redonda celebrada el pasado día 18 de enero en la Facultad de Educación de la UNED y que se iniciaron con el post titulado "Los orígenes metodológicos de la UNED. Reconocimiento al Prf. J. Sarramona". En esa entrada tienen ustedes un enlace al vídeo en el que se recoge íntegramente toda la sesión.




Hoy les presento el texto en el que basó su intervención el profesor homenajeado, el Dr. Jaume Sarramona, Catedrático Emérito de la Universidad Autónoma de Barcelona y que, como ha quedado plasmado en las tres entradas anteriores a este post, fue persona destacada en plasmar y coordinar lo que fueron los primeros pasos de la UNED, desde la perspectiva metodológica en general y, muy especialmente, de la elaboración de los textos impresos en particular. En honor suyo se celebró esta mesa redonda. La Facultad de Educación de la UNED quiso reconocer esa labor que hasta el momento nadie había hecho públicamente. Para ello, más allá del acto en sí, la Facultad le entregó una placa de reconocimiento y una insignia de plata. Les dejo el texto/esquema del Dr. Sarramona.

___________________________________________________

Esquema de la intervención del Dr. Jaume Sarramona
Catedrático Emérito de la Universidad Autónoma de Barcelona

Ideas para intervención en la UNED


  • Agradecimiento y felicitación por el nuevo edificio
  • La UNED como alternativa a nuevos estudiantes. Universidad de la segunda oportunidad, con antecedentes en niveles no universitarios.
  • Trabajaba en CEAC y estaba haciendo mi tesis sobre la EaD. Aporté mi experiencia acumulada pero con el criterio que los materiales no debían ser autosuficientes: libros de estudio básico más unidades didácticas con ampliaciones, autoevaluaciones, sugerencias aplicativas, ejercicios optativos de ampliación, evaluaciones a distancia, …
  • Tuve que coordinar tareas entre catedráticos insignes, cuando yo aún no había defendido mi tesis doctoral (anécdota).
  • Actualmente la educación a distancia se justifica por ella misma y es plenamente educativa, no sólo instructiva como algunos dicen.
  • Trabajamos con los profesores de las facultades de Filosofía y Letras y Derecho para elaborar los primeros materiales y, creado el ICE, enseguida en la formación de los profesores tutores de los primeros Centros Regionales.
  • Los Centros regionales se concibieron como lugares de estudio, de ayuda a los estudiantes, de realización de las pruebas presenciales,… no lugares para recibir clases de manera sistemática.
  • El centro CEAC fue el centro administrativo durante los dos primeros años, convencido el rector que no podía montar en poco tiempo toda la estructura administrativa que la UNED precisaba.

Relacionados:
El nuevo edificio de la Facultad Educación - (UNED)
Características Edificio Facultad Educación (UNED)
Inaugurado el nuevo edificio de la Facultad de Educación (UNED)
Los orígenes metodológicos de la UNED. Reconocimiento al Prof. J.Sarramona
Los orígenes metodológicos de la UNED II
Los orígenes metodológicos de la UNED III

viernes, 10 de febrero de 2012

Los orígenes metodológicos de la UNED III

Continúo hoy presentándoles a ustedes la segunda de las intervenciones en la mesa redonda sobre los orígenes metodológicos de la UNED. Ya saben que disponen del vídeo completo de todo el acto en el post titulado "Los orígenes metodológicos de la UNED. Reconocimiento al Prof. J. Sarramona".

En la entrada anterior les presenté el texto que sirvió de base a la intervención del Dr. Faustino Fernández Miranda. Hoy les presento el texto escrito por el Dr. Manuel Jesús García Garrido, primer Rector de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) de España. A este hombre debe la UNED mucho de lo que hoy es esta institución. Su talento y su intuición, junto al de otros miembros que en aquellos tiempos colaboraron con él, hicieron posible una Universidad que nadie pudo suponer que cubriría el espacio académico universitario que hoy ocupa y con la calidad que lo hace. Les dejo el texto que soportó su intervención del pasado 18 de enero en la Facultad de Educación.
_______________________________________________________________

Escribe el Dr. Manuel Jesús García Garrido
Primer Rector de la UNED

Debo expresar mi agradecimiento al Rector y al Prof. García Aretio por haberme invitado a este acto de inauguración de este admirable nuevo edificio que es símbolo de una Universidad en continuo progreso y renovación que en las circunstancias desfavorables presentes demuestra que continua el entusiasmo y la admirable dedicación del decano García Aretio y del equipo rectoral. 

También con el merecido homenaje al Prof. Sarramona, uno de mis colaboradores en los inicios difíciles, se revive para mi el emocionado recuerdo de cuantos emprendimos hace 40 años la tarea que hoy me parece imposible y en la que muy pocos creíamos. 

En los umbrales de la celebración de los cuatro lustros debo agradecer antes que nada a la Providencia divina que me ha permitido asistir con plenitud de facultades a este acto de conmemoración y a la prolongación de mi vida académica e investigadora, con tantos estimulos y reconocimientos como he recibido en los últimos años. 

Comienzo con unas palabras del principal actor e impulsor de la UNED: El Ministro Villar Palasi en el prólogo a mi libro sobre su planteamiento y desarrollo inicial (CEAC, Barcelona 1976). El prologuista destaca el entusiasmo de cuantos participaron y dice : 

"aquí he de colocarme yo en un modesto puesto en las tareas de la UNED. Frenta a alguna afirmación de que en la política universitaria nada cambió, creo que el cambio fue fundamental y uno de los elementos mas esenciales fue cabalmente la creación y el funcionamiento de la UNED, que no es solo una realidad granada sino probable y seguramente un ejemplo a imitar y un factor de expansión de la cultura española...el disponer de horas y espacios de TV resultaría el complemento que inicialmente se sóño. para que resultase no ya una Universidad como las demás sino una Universidad ejemplar". 

El prof. Villar Palasí nos acompaño durante varios cursos en La docencia de Derecho Administrativo y ejerció como Director del departamento de Derecho Público. Merece que la Universidad que él creó le dedique un homenaje de gratitud. 

Las frases antes reproducidas fueron adivinas sobre una institución que empezó con dos Facultades y menos de 7.000 alumnos y hoy alcanza el increíble aumento de 200.000 estudiantes. 

A todos nos parecía imposible crear una Universidad en menos de cuatro meses, ya que la creación y mi nombramiento y traslado desde el Rectorado de Santiago de Compostela se realizó en septiembre de 1972 y sus actividades empezaron en Enero de 1973. Contamos con la ayuda prestada por el Ministro y su equipo, y sobre todo por el enorme esfuerzo y trabajo de un reducido y entusiasmado grupo de docentes y administrativos que con extenuantes horarios nos recluimos en los polvorientos pasillos de la antigua Universidad de la calle San Bernardo. Lamento no poder citar a cuantos colaboraron y que aparecen en mi libro. Decisiva fue la ayuda administrativa y de organización de la empresa de enseñanza a distancia CEAC, en la que estaba el Prof. Sarramona y unos directivos y personal completamente entregados a la publicación de los materiales docentes y de su envío a los alumnos. 

Un gran acierto fue la creación del ICE, dirigido por D. Juan M. Moreno, fallecido años después, y con la importante y decisiva colaboración de mi hermano José Luis García Garrido verdadero creador de los programas y criterios pedagógicos de unas enseñanzas programadas y tutorizadas. El me presentó a su colaborador Jaime Sarramona como experto en Educación a Distancia, al que hoy se rinde un merecido homenaje. 

Frente a las críticas e incluso burlas de la primera etapa que llamo “época del chiste” porque tanto los medios de difusión como los escritos universitarios consideraron la nueva Universidad como un intento de sofocar las revueltas y manifestaciones de los estudiantes, a los que se les ofrecía un medio para no asistir a las lecciones. Por ello, se difundía la imagen de los alumnos y sus familias haciendo huelgas y manifestándose con pancartas en los pasillos de sus domicilios. No podía negarse, sin embargo que la nueva institución era un inmejorable remedio para la enseñanza libre de los alumnos que solo asistían a los exámenes consiguiendo muy limitados resultados y provocando frustrantes abandonos. 

La realidad demostró muy pronto la seriedad y eficacia del nuevo modelo. Se impuso su finalidad social de proporcionar un medio de seguir estudios a los trabajadores y a la población rural de cursar estudios universitarios en cualquier lugar se encontrasen. Los matriculados eran en su mayoría adultos o incluso personas de avanzada edad que querían obtener una formación universitaria. Frecuentes eran los que querían tener acceso a una segunda carrera.. 

Gran éxito tuvieron las primeras Unidades Didácticas, redactadas por prestigiosos docentes de la Universidad Central y de otras Universidades. Los originales estaban sometidos el rígido control de los criterios educativos que ejercía el Instituto de Ciencias de la Educación. Algunos eminentes profesores renunciaron a someterse a estos controles que decían contrarios a su libertad de cátedra. Sin embargo, los que aceptaron elaboraron unas prestigiosas y modélicas Unidades Didácticas, que también fueron utilizadas en las Universidades presenciales. Como complemento de los textos escritos se utilizaron Emisiones radiofónicas ampliamente difundidas por Radio Nacional y muchas emisoras locales. 

El acierto mayor fue la creación de los centros Asociados, que en número progresivo se fueron creando en numerosas provincias y también fuera de nuestras fronteras. Sirvieron para organizar convivencias, conferencias y seminarios que se programaron en todas las regiones con gran afluencia de estudiantes sobre todo en los cursos de verano. Multipliqué el número de mis conferencias sobre la UNED en toda España y en los paises iberamericanos. 

Es cierto que hoy tenemos fuerte competidores que pueden superarnos en financiación de las redes informáticas y en medios de publicidad y difusión. Pero será difícil que superen nuestra organización de Centros Asociados cuya permanencia y sostenimiento considero indispensable para el futuro de nuestra Universidad. 

La próxima celebración del 40ª aniversario de nuestra Universidad debe dedicarse también a reflexionar sobre los éxitos y fracasos de una historia llena de ambiciosos proyectos pero también de obligadas renuncias por falta de la necesaria financiación. Soy testigo de que la UNED nunca dispuso del dinero necesario. Comenzamos sin estar en los presupuestos y con promesas de fondos insuficientes y no obstante conseguimos programarla y ponerla en funcionamiento. Que esto nos sirva de acicate y estimulo para un futuro del que esta nueva Facultad de Educación constituye un modelo y una recompensa de cuantos se esforzaron en hacerla realidad.




Relacionados:
El nuevo edificio de la Facultad Educación - (UNED)
Características Edificio Facultad Educación (UNED)
Inaugurado el nuevo edificio de la Facultad de Educación (UNED)
Los orígenes metodológicos de la UNED. Reconocimiento al Prof. J.Sarramona
Los orígenes metodológicos de la UNED II
Los orígenes metodológicos de la UNED III
Los orígenes metodológicos de la UNED (y IV)

miércoles, 8 de febrero de 2012

Los orígenes metodológicos de la UNED II

En una entrada anterior de este mismo blog titulada "Los orígenes metodológicos de la UNED. Reconocimiento al Prof. J. Sarramona" les informaba de los destacados actos que tuvieron lugar el pasado 18 de enero en la Facultad de Educación de la UNED. Uno de esos actos más destacados fue, precisamente, la celebración de una mesa redonda precisamente en torno a esos inicios históricos de esta Universidad hace 40 años. La mesa redonda se circunscribió a aquellos aspectos de carácter metodológico que pusieron las bases de aquella universidad rompedora para aquella época.

Me voy a permitir ofrecerles  entradas o posts en este blog con el texto escrito de los protagonistas principales de la mesa. Recordarán que la mesa estuvo presidida por el Rector de la UNED, Dr. Juan Gimeno y la componíamos el Dr. Faustino Fernández Miranda, en representación de aquellos primeros docentes que asumieron esos principios metodológicos, el Dr. Manuel J. García Garrido, primer Rector de esta Universidad que impulsó su nacimiento y estructura, el Dr. Jaume Sarramona, de la Universidad Autónoma de Barcelona, autor y asesor técnico de los primeros pasos de carácter metodológico que conformaron la UNED durante bastantes años, y yo mismo (Dr. Lorenzo García Aretio) que presenté la mesa, justifiqué el acto así como el reconocimiento que se haría en el mismo al Dr. Sarramona.


Pues bien, estas entradas que voy a presentar en este blog harán referencia a los textos y esquemas que sirvieron de base a las intervenciones de los protagonistas de la mesa. En el citado post anterior, tienen ustedes un enlace a un vídeo con todas las intervenciones íntegras de cada uno de los miembros. Podrán comprobar que en cada uno de los tres casos, la intervención escrita no coincide con la oral, como en tantos casos en los que al hilo del texto se improvisa con otras aportaciones. Empezamos hoy con la intervención del Dr. Faustino Fernández Miranda.

______________________________________________________________
Escribe el Dr. Faustino Fernández Miranda
Profesor Titular de la Facultad de CC. Políticas y Sociología (UNED)

Exmo Sr. Rector, Ilmo Sr. Decano en funciones, Ilmo Sr. Decano in pectore, Doctor Sarramona, compañeros de la Facultad de Educación, señoras y señores: 

Antes de entrar en el tema que nos ocupa, quiero felicitar a la Facultad de Educación por estas nuevas instalaciones, más acordes con la dignidad y significado de sus enseñanzas para el conjunto de la Universidad. Desconozco los distintos avatares, negociaciones y acuerdos que llevó al Consejo de Gobierno a adjudicar este edificio a esta Facultad, pero ello me ha hecho reflexionar sobre que, si bien los bienes materiales, las cosas, no poseen vocación de destino, este lugar en el que nos encontramos posee desde sus orígenes una clara vocación de llamada hacia el área de los saberes en el ámbito de la educación y, en concreto, en el de la investigación educativa. En su inauguración albergó el Centro Nacional de Investigación para el Desarrollo de la Educación (CENIDE,); en un segundo momento se destinó al recién creado Instituto Nacional de Ciencias de la Educación (INCIE). Más adelante se adjudicó al Consejo de Universidades previsto en la LRU, ésta es la excepción, y, por fin, pasó a la UNED y dentro de ésta, ¡cómo no, con esos antecedentes! a nuestra querida Facultad de Educación:

Ubicunque sit res, pro domino suo clamat o, lo que es lo mismo, “donde quiera que se encuentre una cosa, clama por su dueño”.

Lamento no haberme acordado a tiempo de este argumento, pues lo hubiera puesto en conocimiento del Decano García Aretio en el momento de las negociaciones para la adjudicación. Enhorabuena.


Mi asistencia a este acto se debe a la generosidad del Dr. García Aretio, que quizás se acordó de mi persona por haber participado en la etapa fundacional de ésta, nuestra querida Universidad. Por ello considero que es imprescindible la presencia del Dr. García Garrido, como voz de máxima autoridad para poner en valor los méritos del Dr. Sarramona. Porque él fue su primer Rector e impulsor decidido y determinante de la idea, pergeñada en la entonces vigente Ley General de Educación, de creación de un centro de estudios superiores a distancia. Me atrevo a decir que sin su actuación resuelta y audaz, luchando contra obstáculos de toda índole, aquella idea se hubiera convertido en una quimera, cuya realización efectiva no pasaría de ser una utopía de muy corto alcance, como lo había sido el primer intento fallido de la UNILAD. La UNED que hoy contemplamos es el resultado de aquel impulso inicial, en el que nuestro modelo educativo quedó lo suficientemente definido,y a ello es necesario añadir la suma de innumerables esfuerzos y dedicación de otros Rectores, profesores y personal de administración y servicios, que sucedieron a Don Manuel en el desarrollo y expansión de la idea fundacional. 


Si alguna explicación, que no justificación, tiene mi presencia aquí y lo único que me legitima para dirigirles la palabra, es el haber sido el redactor de las Unidades Didácticas de la asignatura Derecho Constitucional, correspondiente al primer curso de la Licenciatura en Derecho, Facultad que, junto a la de Filosofía y Letras, constituyeron los estudios ofertados en el primer año de funcionamiento de la UNED. 

En tal condición me incorporé a la recién creada UNED – en agosto de 1972- en octubre de ese mismo año, junto a los profesores don Joaquín Tomás Villarroya y don Manuel Gonzalo González. Recuerdo las dudas que tuvimos al firmar el contrato, pues la tarea a realizar no era sencilla: se trataba de tener disponible el material didáctico para iniciar el curso en enero de 1973; el único respiro era que dicho material no se entregaría como un todo único, sino en seis veces, editándose por separado y distribuyéndose a lo largo y en cada uno de los seis primeros meses de dicho año.


Y es aquí en donde entra nuestro querido y respetado homenajeado, el Dr. Sarramona, autor del diseño pedagógico del material didáctico que debíamos elaborar. He de decir, en honor a la verdad, que el proyecto didáctico presentado por el Dr. Sarramona fue un elemento de tranquilidad y sosiego al afrontar la tarea docente a la que nos habíamos comprometido por contrato. Y fue así por la claridad y sensatez del plan de trabajo que nos propuso.


A este respecto considero sumamente importante que se tenga en cuenta que ninguno de los diez equipos docentes, que yo sepa, habíamos tenido contacto alguno con la enseñanza universitaria a distancia, pues todos procedíamos de la Universidad presencial (entonces decíamos, de modo indistinto, Universidad tradicional o convencional); y tampoco creo que, en el mundo en que vivíamos, el que iba a ser el destinatario de la nueva enseñanza, nuestros futuros estudiantes, conocieran esas técnicas de aprendizaje.


El proyecto era un todo en sí, abordando las distintas problemáticas que planteaba la distancia. La primera parte, que urgía de forma especial, eran los materiales escritos que, a través del correo ordinario, se enviarían a los alumnos y que recibían el nombre de Unidades Didácticas. El diseño era idéntico para todas las asignaturas de las dos licenciaturas que se iniciaban: todas las materias eran anuales y su contenido debía dividirse en seis Unidades Didácticas, cada una de ellas dividida entre cinco y seis temas. A su vez, a parte de un programa previo y unas instrucciones generales para el estudio de cada asignatura, en donde necesariamente debería figurar la bibliografía obligatoria –preferentemente un máximo de dos Manuales existentes en el mercado-, cada tema disponía de las instrucciones concretas para su estudio, un esquema-resumen de su contenido, un apartado de explicaciones complementarias, aclaratorias de los conceptos de difícil comprensión en el Manual recomendado, y unas pruebas de autocomprobación, con sus correspondientes respuestas 

A este primer bloque de contenidos, se añadía una segunda parte dedicada a las evaluaciones. La primera de ellas continua y a distancia y, la segunda, presencial. La primera, que era necesario elaborar, iba impresa en un cuadernillo a parte, y se le entregaba al alumno conjuntamente con cada Unidad Didáctica; debían contener obligatoriamente una batería de pruebas objetivas con un número obligatorio de preguntas y variable –según el profesor- de pruebas de ensayo o de desarrollo. El alumno estaba obligado a cumplimentar el cuadernillo de evaluación a distancia para tener acceso a las pruebas presenciales, que eran las que determinaban la nota definitiva y, en su caso, la superación de la asignatura.


A pesar de la aparente rigidez que caracterizaba el sistema propuesto, en su aplicación concreta se flexibilizó, debido a la interpretación pegada a la realidad, de que hizo gala el Dr. Sarramona. De ello soy testigo directo, pues el al redactar el material correspondiente a nuestra asignatura, al equipo se nos planteó un problema: en aquellos momentos políticos -1972-, no existía en el mercado editorial español un Manual que aclarara los contenidos propios del Derecho Constitucional; lo único de que se podía disponer era dos Manuales referidos al sistema político francés e italiano. Por ello, pensando fundamentalmente en los futuros alumnos, se consideró que, respetando el esquema didáctico, se debía invertir el sentido de las explicaciones complementarias, haciéndolas autosuficientes y pasando, en consecuencia, los Manuales aludidos a ser complementarios de aquellas. El Dr. Sarramona no opuso obstáculos a la pretensión del equipo docente, con la advertencia de verificar el resultado al finalizar el curso. La experiencia fue positiva y no alteró de ningún modo los estudios de aquella primera promoción. Y he de decir, en honor de la UNED, que aquellas Unidades Didácticas de Derecho Constitucional que recogían los conceptos claves de la democracia occidental, preterida y olvidada en España, se convirtió en el libro de cabecera de profesores, opositores y, pocos años más tarde, de más de un Diputado en las Cortes elegidas en 1978.


Simultáneamente y en el curso 1973 se inició la creación de Centros Asociados y dieron comienzo las emisiones radiofónicas y la grabación de cassettes complementarias del material escrito también diseñadas inicialmente por el Dr. Sarramona.

En el mes de mayo de dicho año 73 se realizaron las primeras pruebas presenciales y, a excepción de aquellos territorios que ya disponían de Centros Asociados –Pontevedra, Las Palmas y Pamplona, Cádiz, Cervera y Madrid- tuvieron lugar en locales habilitados por las Direcciones Provinciales de Educación.

En los meses de agosto y septiembre, y en dos tandas, se procedió a reunir a los alumnos de toda España en los Centros Asociados de Las Palmas, Cervera, Pontevedra y Motril, donde el profesorado y los órganos rectores de la Universidad, pudimos comprobar, cara a cara con los alumnos, los resultados obtenidos. Estos encuentros fueron de suma utilidad para el profesorado para detectar deficiencias y necesidad de mejoras en el material escrito, así como en la adecuación de las pruebas presenciales a los recursos puestos a disposición de los alumnos.

En mi opinión, el éxito del sistema diseñado por el Dr. Sarramona, fue total y nadie lo discutió. Las quejas, de tono muy bajo, provenían casi exclusivamente de las dificultades de comunicación y el retraso en la recepción, no de los materiales, sino de las calificaciones de las pruebas de evaluación a distancia 


Desde luego, el esfuerzo de los profesores redactores, después o simultáneamente responsables de la docencia, fue digno de mención. Es necesario tener en cuenta la inexperiencia en esta modalidad educativa que llevaba a considerarnos, al igual que los primeros alumnos, como auténticos conejillos de indias en un experimento hasta ahora desconocido en el ámbito de la enseñanza universitaria. La idea de hacer llegar la enseñanza universitaria a quien, por razones económicas, laborales, geográficas o de otra naturaleza no podía acceder a ella, era una idea de justicia social inapelable; el incluirla en la agenda política e incorporarla a la ley, era un paso de gigante, pero insuficiente. Faltaba la ejecución, el llevar a la práctica dicha idea, con todos obstáculos, incomprensiones e, incluso, oposiciones frontales y zancadillas; y ello fue posible gracias a colaboraciones inestimables, como la del Sr. Sarramona que, entre otros muchos posibles, diseñó un sistema que facilitó una exitosa puesta en práctica; diseño que, pasados 40 años e incorporadas las nuevas tecnologías, aún puede rastrearse en el sistema UNED el planteamiento inicial del Sr. Sarramona. Tengo la certeza, demostrada por la experiencia, de que un proyecto puede ser impecable en sus postulados, en su lógica interna y en la adecuación de los medios propuestos a los objetivos deseados y, sin embargo, fallar en su realización. Pero el proyecto Sarramona, sometido a la realidad de su ejecución por un grupo de profesores inexpertos en la enseñanza universitaria a distancia, demostró con creces su valor. Esto constituye su enorme mérito que lo hace merecedor del reconocimiento de ésta, su Facultad de Educación y, tenga la seguridad, de toda la UNED conocedora de su aportación técnica fundamental en el momento de su implantación y desarrollo inicial. Mi humilde homenaje como redactor de Unidades Didácticas en el curso académico 1973, primero de la UNED. Muchas gracias.

Relacionados:

El nuevo edificio de la Facultad Educación - (UNED)
Características Edificio Facultad Educación (UNED)
Inaugurado el nuevo edificio de la Facultad de Educación (UNED)
Los orígenes metodológicos de la UNED. Reconocimiento al Prof. J.Sarramona
Los orígenes metodológicos de la UNED II Los orígenes metodológicos de la UNED III
Los orígenes metodológicos de la UNED (y IV)